3 diciembre, 2022 6:50 am

Brigadistas catamarqueños monitorean un incendio forestal en el límite fronterizo con Tucumán

La Dirección de la Brigada de Incendios Forestales de Catamarca realizará un monitoreo en el norte del departamento de Paclín, en la localidad de Las Higuerillas, desde donde se observa un incendio forestal originado en Tucumán, informaron ayer fuentes oficiales.

“Intentamos que no entre dentro de la provincia, si bien aún no se encuentra adentro del territorio, está muy al límite, pero analizamos enviar un grupo de brigadistas hasta la zona con el refuerzo de dos aviones”, explicó el director de la Brigada de Lucha contra Incendios Forestales, Daniel García.

El funcionario señaló que “antes que toque el territorio catamarqueño estaríamos extinguiéndolo, pero el fuego depende de la características meteorológicas del día”, dijo.

Según un relevamiento satelital realizado por el Área Técnica de la Brigada, el siniestro habría consumido -hasta el momento- 600 hectáreas de pastizal y arbustos.

Por su parte desde la Brigada, explicaron que “si bien durante el domingo se realizó un ascenso a caballo por parte del personal municipal y baqueanos para un ataque inicial, la situación se puede complicar si el fuego continúa avanzando”.

Finalmente, la regional NOA del Sistema Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), a cargo del coordinador Héctor Britos, realiza las gestiones para que las provincias de Tucumán y Catamarca trabajen mancomunadamente con los medios aéreos, optimicen los vuelos y disparos en la zona limítrofe.

En tanto, desde el Área Técnica de la Brigada de Lucha Contra Incendios Forestales de la Dirección Provincial de Defensa Civil, informaron que los focos de incendios que se combatieron días pasados en La Cébila, por la ruta N° 60 y en la localidad de Yerba Buena del departamento Ancasti, no presentan actividad por lo que evalúan considerarlos como extinguidos.

Con respecto al incendio desatado el pasado viernes en las serranías del Ambato, por sobre la ruta provincial N°4, hasta el momento consumieron casi 2.000 hectáreas de pastizales y arbustos.

Los focos que aún presentan actividad se encuentran a más de 3.000 metros de altura, hacia el sur del pico conocido como El Manchao, y se espera que con las bajas temperaturas de esta noche y la poca vegetación que presenta la zona, no tenga continuidad este avance.

Fuente: Télam

Noticias Relacionadas

Destacadas

Más noticas