El presidente del Banco de la Nación Argentina (BNA), Eduardo Hecker, y el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, se reunieron ayer para analizar los instrumentos financieros que impulsa la entidad y que apuntan a la recuperación de las economías regionales.

El encuentro se realizó en la sede central del banco donde revisaron el menú de opciones que tiene disponible el BNA para asistir a pequeñas y medianas empresas, profesionales independientes y grandes industrias a levantarse tras los efectos de la pandemia.

“Fue un encuentro muy productivo y logramos avances en distintas líneas de trabajo que ayudan a las economías regionales”, aseguró Manzur, quien viajó a Buenos Aires con motivo de la apertura de los sobres de la licitación pública para la construcción de una nueva planta de tratamiento de líquidos cloacales en Tucumán.

En tanto, Hecker reafirmó la decisión del Banco Nación de poner en marcha diferentes opciones financieras que contribuyan a la reactivación económica en el país, informó el BNA en un comunicado..

“Son iniciativas que van en la misma dirección de las distintas líneas de crédito que se lanzaron en las últimas semanas, destinadas a promover la actividad en las pequeñas y medianas empresas del sector turístico, el agro y la cultura”, apuntó Hecker.

En ese sentido, el BNA lanzó ayer junto a los ministerios de Desarrollo Productivo y Turismo y Deportes una línea de crédito para el sector turismo, con tasas de interés bonificadas al 0% durante el primer año y con beneficios para más de 10.000 empresas.

Se trata de una línea para financiar a mipymes y autónomos por hasta dos meses y medio de su facturación con un tope de $10 millones que, después del período de tasa cero, tendrá una bonificación de 6 puntos porcentuales anuales, por lo que la tasa será del 18% desde cuota 13 a la cuota 24.

En los últimos meses, el BNA también dispuso líneas de financiamiento para capital de trabajo de mipymes mineras no metalíferas, a una tasa del 18%, y otras por $11.500 millones para la industria manufacturera y el consumo de electrodomésticos.

A ello se sumó la extensión del período de devolución de sus líneas destinadas a financiar proyectos de inversión, tanto en pesos y en dólares, que iban de entre 3 a 5 años, y ahora serán de hasta 10 años de plazo, además de dar préstamos a docentes universitarios y de otros niveles educativos para que puedan comprar computadoras.

Fuente: Télam

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí