Inmersos en las consecuencias de la doble pandemia (la macrista y la del covid-19), creo que es necesario empezar a definir cómo salimos de esta situación.

Primero, permítanme insistir con un concepto clave desde mi lugar de empresario y dirigente PyME: el salario no puede ser una mala palabra para los empresarios. Ante todo, por una cuestión moral y de solidaridad social, debe tener un crecimiento real a lo largo del año y de este modo calmar la angustia de nuestro pueblo y al mismo tiempo fortalecer el mercado interno.

Pero fundamentalmente, por una sencilla razón: para un empresario es como prestarle la plata por un rato al trabajador para que vuelva luego en consumo, en la compra de nuestros productos. Así se mueve el motor de nuestra economía.

Por ahora el panorama es incierto. La definición del salario mínimo vital y móvil no fue una buena señal y en términos reales resulta muy ajustado e insuficiente. Pero confío y apelo a la sensibilidad de nuestros dirigentes para revertir esta situación.

Segundo, las tarifas no pueden subir más allá de las posibilidades de pago de la población. En la situación socio-económica actual es imposible sostener un aumento de dos dígitos. No hay condiciones sociales ni políticas para aumentos de tarifas y necesitamos que el salario se destine al consumo.

Además, es un hecho que las empresas concesionarias ya ganaron lo suficiente y si dicen que no es así, que permitan un estudio pormenorizado de costos.

Tercero, los precios de los alimentos deben desacoplarse de los precios internacionales. Los costos de la canasta familiar son los que impactan más fuerte en el bolsillo de nuestros trabajadores y trabajadoras que ganan en pesos.

Las PyMES que somos la mayor parte de las empresas del país, ni más ni menos que el 95%,le damos todo nuestro respaldo al Gobierno para lograr un control más exhaustivo sobre los formadores de precios. No estamos dispuestos a permitir que unos pocos vivos se queden con el esfuerzo de todos.

Raúl Hutin

 Empresario Textil, miembro de la Mesa Nacional de Unidad Pyme. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *