El presidente Alberto Fernández rechazó la posibilidad de avanzar hacia una reforma laboral, tal como planteó el líder opositor Horacio Rodríguez Larreta, quien en las últimas horas pidió reemplazar las indemnizaciones por despido por un sistema de seguros.

Consultado en el marco de una entrevista con La Capital de Mar del Plata respecto a la posibilidad de una reforma laboral, Fernández respondió: “No creo en eso. Entre Néstor y Cristina se generaron en el país alrededor de 5 millones y medio de puestos de trabajo, y eran estas leyes laborales”.

“¿Por qué se creaba trabajo? Porque la economía se movía, porque había un mercado interno que demandaba eso que se producía. Entonces, el problema no son las normas laborales, es la economía”, sostuvo en clara respuesta a lo planteado por Larreta.

El jefe de gobierno porteño había dicho que “nadie toma un empleado en Argentina” con el sistema actual y que es necesario un cambio gradual. Y en ese sentido propuso cambios en las indemnizaciones para generar menores costos a las empresas.

“La Argentina fue distinta en el mundo y en el continente cuando fue capaz de ampliar derechos. Cristina, en su primer mandato, amplió derechos como ninguno lo hizo después de la democracia. Yo me he puesto en la cabeza ganarle y dar más derechos que ella. Fue un gobierno impresionante. E intento seguir ese rumbo, por lo tanto para mí el problema en la Argentina no es quitar derechos sino ampliarlos. Así vamos a hacer una mejor sociedad”, continuó Fernández.

Asimismo, dijo que “generar trabajo” es el objetivo de la nueva etapa de su Gobierno que se abre tras la pandemia. Y agregó: “Lograr inversiones, que esos inversores arriesguen en empresas, que convoquen al trabajo. Tenemos que salir de la Argentina de los planes y pasar a la del trabajo. ¿Eso quiere decir, desatender a los que necesitan un plan? No. Hay muchos argentinos que van a necesitar mucho tiempo que el Estado los asista. Pero muchos argentinos que puedan volver a trabajar y deben volver”.

En ese sentido, recordó que “cuando Cristina dejó el gobierno había alrededor de 200 mil planes pero había obligaciones en quienes los recibían, por contraprestación laboral, que sus hijos vayan al colegio y se vacunen. Macri multiplicó eso por tres y quitó todas las contraprestaciones. Además, el Estado dejó de ser el que manejaba eso y se lo dio a organizaciones. Él tendrá que explicar eso”.

Asimismo, consideró que “hay claramente una reactivación económica y una recuperación de la industria”. Y reconoció que “la pandemia para muchos fue tan traumático que por ahí dejan en un segundo plano lo que pasó antes, que fue que hubo un modelo económico que convocaba a cerrar empresas”.

En otro orden, el Presidente consideró que el Frente de Todos “sigue siendo una fuerza electoral poderosa porque hemos sabido convivir y preservar la unidad de nuestro espacio”. Y añadió: “Mi verdadera obsesión es que esa unidad no se quiebre y se fortalezca día a día. No por otro motivo que pensar en el pueblo. El pueblo necesita de esa fuerza electoral para que haya alguien en el poder que piense en ellos”. 

Fuente:  DIB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *