9 diciembre, 2022 8:52 am

Izquierda Vs. Derecha en las encuestas: panorama regional y tendencias en Argentina

La semana pasada, Alberto Fernández obtuvo la presidencia pro tempore para 2022 de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), luego de la cumbre de cancilleres realizada en Buenos Aires. El organismo puesto en marcha en 2010 es algo así como una “OEA latinoamericana”, que se diferencia de aquella organización por excluir a Estados Unidos para eludir su influencia, de lo que resulta una orientación más progresista que no es un dato menor en medio del debate instalado respecto a si existe un giro a la derecha a nivel global y regional. Hay que señalar que, a contramano de esa presunta tendencia, las dos últimas elecciones presidenciales en Latinoamérica consagraron a dos presidentes de centroizquierda: así, el próximo jueves 27 de enero asumirá el poder la primera presidenta de la historia de Honduras, Xiomara Castro, y el 11 de marzo en Chile hará lo mismo Gabriel Boric, quien derrotó al derechista José Kast en segunda vuelta por más de 10 puntos porcentuales de ventaja (55,8% a 44,2%) pese a que en la primera ronda había quedado como escolta por una brecha de 2 puntos porcentuales. Castro llegará al poder con un temario feminista que incluye la legalización del aborto y reivindicando un modelo económico contrario a la injerencia de Estados Unidos, lo que retoma el legado de su esposo, el expresidente Manuel Zelaya, depuesto por un golpe de Estado en 2009. En tanto, Boric, con 36 años, será el presidente más joven de la historia de su país, por lo que su victoria también renueva la agenda trasandina, con una reforma constitucional ya en marcha, empoderamiento femenino y alejamiento de Washington y del modelo neoliberal heredado de la dictadura de Augusto Pinochet. Dos días después, el 13 de marzo, Colombia elegirá a 108 integrantes del Senado y los 188 miembros de la Cámara de Representantes y dirimirá las candidaturas internas para las presidenciales del 29 de mayo, que definirán la sucesión del actual presidente, Iván Duque. Aunque falta mucho tiempo, la izquierda tiene la oportunidad de capitalizar el reclamo que se masificó en las protestas de 2021 y de llegar al poder por primera vez en la historia de Colombia de la mano del exguerrillero Gustavo Petro, quien perdió el ballotage de 2018 y hoy lidera todas las encuestas conocidas (gráfico arriba).

El escenario en Colombia se podría definir en la segunda vuelta del 19 de junio, y Petro ya está buscando alianzas de centro para forjar una mayoría. En la misma línea, el expresidente Lula da Silva encabeza las encuestas de cara a la elección de octubre en Brasil, y en algunas de ellas aparece cerca de imponerse al actual presidente, el derechista Jair Bolsonaro, sin necesidad de ballotage (gráfico arriba). Por ello, al igual que Petro en Colombia, Lula busca aliados hacia el centro para mejorar la competitividad de su frente, si bien aún no ha terminado de confirmar su candidatura.  

¿Cuál es el panorama en Argentina? Como sabemos, en las elecciones legislativas de medio término del 14 de noviembre de 2021, contando aliados, Juntos por el Cambio (JXC) alcanzó 42% de los votos vs 34,5% del Frente de Todos (FDT), es decir, una brecha de 7,5 puntos porcentuales, algo menor a la que el FDT obtuvo sobre JXC en las presidenciales de 2019 (48,24% vs 40,28%, es decir, 7,96 puntos porcentuales). De cara al turno presidencial de 2023, el promedio ponderado entre el resultado de las legislativas de 2021 y las primeras encuestas nacionales posteriores arroja 33% de actitud electoral favorable al FDT vs 35,3% para JXC. Así, la brecha se reduce a 2,3 puntos porcentuales, de modo que si hoy hubiera una elección presidencial, sería necesario un ballotage para definirla, pues JXC no llega al 40% de los votos y la brecha entre las dos primeras fuerzas se viene estrechando. De ese modo, lo que se ve es un empate técnico, que replica la situación que se detecta en las últimas encuestas que indagan en el perfil ideológico de los argentinos en algunos temas clave: así, mientras un estudio reciente de Real Time Data (RTD) arroja una mayoría del 57% a favor de una menor intervención del Estado en las empresas vs 37% que se decanta por mayor intervencionismo (gráfico arriba), una encuesta de Udesa muestra que el 43% está en desacuerdo con la frase “la mayoría de la gente está mejor en una economía de libre mercado”, contra 41% que está de acuerdo (gráfico abajo). 

En síntesis, mientras a nivel regional parece haber una tendencia favorable al regreso de las formaciones de centroizquierda al poder, a nivel país se perfila una situación de polarización simétrica; si bien el turno electoral de medio término resultó más favorable para JXC que para el oficialismo, la brecha parece estrecharse hacia el 2023 y, considerando el tiempo que falta para esos comicios, la situación está abierta.

Norman Berra

Analista de Opinión Pública

Noticias Relacionadas

Destacadas

Más noticas