martes 18 de junio de 2024 - Edición Nº2022

ATR

Obras

Polémica en Luján por la paralización de la obra de reconversión de un basural a cielo abierto

El año pasado comenzaron los trabajos para convertir el basural del Predio Sucre en un ecoparque y centro ambiental, pero un reclamo vecinal hizo que se suspendieran “con el 70% construido”, según dijo afirmó el secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky. Para el funcionario, detrás del fallo “está la familia Novelle Terrabusi”.



El basural a cielo abierto más grande del país está ubicado en Luján. Hace años que se está intentando reconvertir y finalmente las obras comenzaron el año pasado. Pero un juez federal frenó los avances en base a un reclamo vecinal, que asegura que lo que se está haciendo tiene “falencias técnicas”, y ahora desde la Nación se está buscando revertir el fallo y terminar la obra, que “está avanzada en un 70%”, según afirmó el secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky.

El Ministerio de Ambiente de la Nación apeló ante la Cámara Federal de San Martín la revocatoria al fallo del juez federal de Mercedes, Elpidio Portocarrero Tezanos Pinto, quien ordenó frenar el cierre del basural a cielo abierto más grande del país y la continuidad de la obra del centro ambiental que avanza en el Predio Sucre, Partido de Luján.

En ese marco, según publicó Luján Hoy, el secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky, expresó: “Vamos a intentar recuperar la posibilidad de terminar la obra que ya tiene un 70 por ciento de avance, que beneficia a la totalidad de las y los vecinos de Luján y que elimina de manera definitiva uno de los focos de contaminación y deterioro que padecen los vecinos hace 50 años”

“No hay nada que justifique que el juez federal haya frenado el avance de esta obra. Por eso el Ministerio de Ambiente va a seguir luchando para recuperarla en pos de todos los vecinos”, agregó el funcionario nacional.

Además, remarcó que con la construcción del centro ambiental “más de 200 recuperadores y recuperadoras urbanos que trabajan en condiciones medievales van a ver beneficiado su trabajo, a la vez que van a contar con una guardería para sus hijas e hijos”. Y agregó que “más de 20 mil personas que hoy bordean la zona del basural van a ver beneficiadas sus vidas de manera cotidiana”.

Por otra parte, desde el Ministerio de Ambiente de la Nación señalaron que “se presentó ante la Justicia toda la documentación que demuestra que se realizó el estudio de impacto ambiental y las instancias de participación ciudadana.

“Se cumplieron todos los pasos, además está refrendado por el Banco Interamericano de Desarrollo”, remarcó Federovisky.

Freno
En septiembre de 2022 el director de Gestión Ambiental de Luján, Braian Vega, dijo que el Municipio buscaba reconvertir el basural a cielo abierto más grande del país en un ecoparque. Además, informó que la propuesta en el predio conocido como La Quema incluyía “un financiamiento de más de U$D10 millones a partir del trabajo mancomunado entre los ministerios de Ambiente de Nación y de Provincia, el Banco Interamericano de Desarrollo y la Municipalidad, que es quien lleva adelante la gestión”.

¿Por qué se paralizó ahora la obra? El fallo del juez Tezanos Pinto ordena “la prohibición de innovar respecto de la situación del basural a cielo abierto ubicado en el partido de Luján, debiendo disponerse, en un plazo de 48 horas, de los residuos sólidos urbanos y peligrosos en un sitio alternativo, ambiental y legalmente apto para su recepción y tratamiento, a cargo de las demandadas Estado Nacional y Municipalidad de Luján”. Y añade que “se abstengan de ejecutar cualquier otra obra o acción sobre el Predio Sucre del Partido de Luján, hasta que se resuelva en forma definitiva la cuestión de fondo planteada en autos”.

La cautelar se otorgó en respuesta a una demanda de un grupo de vecinos que objeta la obra porque considera que hay falencias técnicas que suponen un perjuicio para las actividades frutihortícolas que desarrollan en ese partido. Una de las damnificadas aseguró días atrás al portal Infobae que la obra perjudica no sólo su trabajo sino la de varios vecinos que se dedican a la actividad frutihortícola por la potencial fuga de los líquidos (conocidos como lixiviados) que podrían filtrarse al suelo.

Los vecinos, agrupados en la Asociación Civil Nuevo Ambiente, aportaron a la causa varios estudios de suelo con muestras tomadas en el basural y en el predio complementario en los que se detectó presencia de sustancias contaminantes como dioxinas y furanos, originados por las cenizas acumuladas en medio siglo que muestran que no son aptos para uso agrícola.

“Escandaloso”
Para Federovisky la cuestión es muy distinta: “Detrás de este fallo escandaloso está la familia Novelle Terrabusi, quienes desde el inicio del proyecto han puesto todos sus recursos económicos y de influencia con el objetivo de frenar la reconversión integral del basural e incluso tuvieron que ser desalojados por la AABE del predio denominado Sucre”.

Además, el secretario se preguntó en un posteo en Twitter: “Los dos mil que se expresaron en la consulta pública, los recuperadores que malviven en el basural y anhelan las mejoras, la directora de la escuela, la iglesia y todos los que se manifestaron a favor de la obra, no son ‘vecinos’?”.

A fines del año pasado, en diciembre de 2022, la cartera nacional apeló otra medida cautelar impuesta por el juez federal de Quilmes, Luis Armella, que también había dispuesto la prohibición para continuar con las obras del centro ambiental en Luján y fue revocada en 24 horas. Habrá que ver qué sucede ahora con el mayor basural a cielo abierto del país.

Temas de esta nota:

LUJAN

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: