jueves 25 de julio de 2024 - Edición Nº2059

ATR

Actualidad

El Gobierno rechazó una devaluación y volvió a poner en pausa la salida del cepo

Así lo aseguró Luis Caputo. Además remarcó que la economía salió de terapia intensiva y destacó la baja de los precios.



El ministro de Economía, ratificó que no habrá devaluación porque “el dólar no está caro”, volvió a ponerle un freno a las expectativas sobre el levantamiento del cepo y confirmó que en septiembre bajarán el Impuesto País a la mitad.

Tras asegurar que espera que el índice inflacionario de junio se ubique por debajo del 5%, Caputo aseguró que el país salió de “terapia intensiva” con las medidas adoptadas en los primeros siete meses de gestión, que provocaron una fuerte recesión.

Para el funcionario del Gobierno de Milei, esa caída de la actividad ya encontró piso. Y pese a que en público no lo dicen, el ministro aseguró que los empresarios le marcan que ya ven “claros indicios de recuperación”. De todas formas, evitó arriesgar si la recuperación de la Economía será en V o un poco más lenta, pero afirmó que “están dadas las condiciones para que se acelere”.

En un extenso reportaje con Radio Mitre, Caputo volvió a descartar que vaya a haber una nueva devaluación (“cero posibilidades”, dijo) y hasta afirmó que con el correr de los meses, el peso será la moneda fuerte del sistema.

“Vamos a acabar con la conducta de creer que se gana competitividad devaluando, lo que genera mayor pobreza, sino bajando impuestos, siendo más competitivos con la reducción del costo argentino”, señaló.

“Venimos acá a bajar la inflación y bajar los impuestos”, enfatizó. Y sobre la anunciada reducción del Impuesto País de 17 a 7,5%, que quedará para septiembre, remarcó que “va a tener un impacto en inflación clarísimo a la baja”.

En otro orden, Caputo hizo referencia a una posible salida del cepo y en ese sentido buscó poner paños fríos. “No queremos salir rápido; si hubiéramos salido rápido, en diciembre, hubiera sido un espanto, una catástrofe. Acá no hay que salir rápido, hay que salir bien”, dijo, y planteó que “están dadas las condiciones para que la recuperación se acelere”.

Asimismo, explicó por qué no es bueno ponerle fecha a la salida del cepo: “En ese caso los actores especularían, lo que le jugaría en contra al país y perjudicaría la medida. Por eso, justamente, la decisión es ir haciéndolo gradualmente, lo que hará que se salga de una manera mucho más prolija, con una brecha que sea mucho más baja”.

En relación con las subas de tarifas, muchas de las cuales el Gobierno mantiene pisadas para evitar que impacten en la inflación, el funcionario dijo que este año ya se aplicó la parte más importante del ajuste. “A principio de año dije que lo íbamos a hacer en tres años, en tres etapas. Tarifa es una sintonía fina entre caja e inflación. Entiendo que a algunos les gustaría ver un horizonte de más largo plazo, pero la realidad es lo que decidimos mes a mes”, explicó.

Consultado por la pérdida en el poder adquisitivo, el ministro indicó que “las jubilaciones con Milei le ganan 4,8% a la inflación”. Y añadió: “La masa salarial, las jubilaciones. Ya están recuperando”.

También planteó que el aumento de las obras sociales es un tema del que se ocuparon en el Gobierno. “Obras Sociales es una preocupación, es lo que más afectó a la clase media. Hicimos todo de nuestro lado para matizar eso que se consideró un abuso”, dijo, y refirió que fueron al ente regulador por el tema.

Temas de esta nota:

ECONOMíA

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: